BINOMIO SALUD Y DEPORTE

Nuestra Abogada Mª JOSÉ LÓPEZ, vuelve a dar en el clavo con un acertado e interesante artículo sobre la salud en el deporte, publicado en la web de la Asociación Española de Derecho Deportivo. 

"Nuestro texto constitucional, en su artículo 43 reconoce la vinculación directa entre salud y deporte. Lo prioriza, haciéndolos vincularse entre sí como conceptos, además de políticas inseparables, bajo el mandato constitucional. Es tan evidente que el deporte es a la salud como el agua al río. Aunque la realidad es otra, tan diferente, que nada tiene que ver con las prestaciones sanitarias recibidas por un deportista de élite, y un deportista federado en una actividad común en la práctica deportiva; o una persona que practica deporte sin estar federado. Y todo ello, dependiendo del ámbito territorial, deporte o federación. Esta especie de país del desencuentro en el que también se suscribe al deporte.

La propia Ley 10/1990, en su artículo 59.2 señala que, «con independencia de otros aseguramientos especiales que puedan establecerse, todos los deportistas federados que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal deberán estar en posesión de un seguro obligatorio que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica de la modalidad deportiva correspondiente».

A esto le seguimos el rastro, y nos encontramos con el Real Decreto 849/1993, de 4 de junio, por el que se determinan las prestaciones mínimas del seguro obligatorio deportivo, en el que se reconoce «la especificidad de los riesgos que conlleva la práctica del deporte de competición en determinadas modalidades y la necesidad de garantizar un marco de seguridad sanitaria».

Se suponía que el objetivo de este Real Decreto no era otro que ofrecerle al deportista federado un conjunto de prestaciones mínimas –eso es lo referenciado– en la actividad diaria de su actividad. Haciendo recaer la existencia de esa disposición en algo novedoso, ágil, y sometido convencionalmente a la Ley de Contrato de Seguro. Y, para ello, su disposición final 1.ª establecía la obligación de actualizarse, señalando, a los efectos, que como mínimo se debería hacer a los tres años de entrada en vigor del Real Decreto.

La realidad está en el hecho de que esto nunca se hizo, lo que ha conllevado una situación de indefensión y de grave perjuicio al deportista, destinatario de este Real Decreto. Han pasado veinticuatro años, y veintiuno de la primera supuesta actualización. Lo que hay que lamentar profundamente, además de ser muy críticos con los distintos gobiernos en el sentido de no haber hecho sus deberes en un tema capital como es la salud del deportista. De hecho, estas cuantificaciones económicas son tan irrisorias, que, además, de seguir contabilizándolas en pesetas, resultan insultantes para los propios deportistas, que han visto, eso sí, incrementando entre cincuenta y cien veces los precios de este seguro respecto al inicio de aplicación de este Real Decreto. Situación ésta que conlleva, sin duda, a posicionar a la Administración en un ejercicio de reclamación de responsabilidad patrimonial. En algunos casos, que he conocido, resulta especialmente chocante e injusto, ya que después de una grave lesión los más cercanos se centran en un primer momento de atención y de priorización de esa lesión, que cuando se enfrentan a las indemnizaciones y tratamientos, de lo regulado y de lo que firman las Federaciones, que se quedan en el mínimo, no se entienden, ni es creíble, y menos si tenemos en cuenta el Derecho comparado.

Han trascurrido más de dos décadas, pero ni siquiera la Ley Orgánica 3/2013, de protección de la salud, ha llevado ningún desarrollo normativo al respecto. Parece haberse parapetado en el dopaje, como si fuera el todo de la materia de la salud. Ni siquiera han sabido dar cumplimiento a lo que de novedoso decía su preámbulo: «siguiendo este argumento, la presente Ley excede con mucho de lo que sería una simple norma antidopaje. Por el contrario, la intención del legislador es incluir un potente sistema de protección de la salud para quienes realicen cualquier actividad deportiva, prestando especial atención al grado de exigencia física y, por tanto, al riesgo que se derive de la actividad deportiva en cuestión, así como a los supuestos en los que participen menores de edad».

Buenas intenciones, plasmadas en todo un capítulo –el tercero– dedicado a la salud del deportista. Que aún no ha tenido desarrollo y plasmación alguna, por ejemplo en la puesta en marcha en un Plan de Apoyo, con el claro objetivo, según se reconoce en su artículo cuarenta y uno, «clave para determinar los riesgos comunes y específicos, así como las medidas de prevención, conservación y recuperación que puedan resultar necesarias en función de los riesgos detectados en los deportistas».

Una llega a la conclusión ante todo esto de que el maridaje salud y deportista no es de lo más saludable en nuestro país. De ese Plan ni se sabe, ni se le espera; ni siquiera un mínimo estudio para incidir en el desarrollo de esos tipos de deportes, con incidencias desigual en los deportistas, y que ponía de manifiesto, por ejemplo, la posibilidad de sugerir nuevas reglas de juego, en ese velar por encima de todo por la salud del deportista, como así se señala en el artículo 43 de esta Ley.

Analizando ambos marcos normativos, y reconociendo la incidencia en la parte de salud, tocaría desde luego modificar por injusto ese Real Decreto, en relación a todo el tema de las indemnizaciones, y atraer la Ley 3/2013 de salud del deportista en todo lo que tiene que ver con la salud y tratamientos. Buscando la acción protectora del marco de la Seguridad Social, bajo la cooperación fundamental de las Mutuas, como así prevé la propia Ley, en dicho articulado. Y esto descargaría de una mercantilización imposible y exponencial, asumida licencia-mutua-federación. Y más teniendo en cuenta lo que la propia Ley General de la Seguridad Social reconoce a las propias Mutuas, colaboradoras con el propio sistema de salud.

Reitero la gravedad de la existencia de un mínimo de cuantificación de este Real Decreto, que debe ser actualizado, porque de continuar así, casi resulta de algún modo delictivo. Valga, como ejemplo, algunos de estos mínimos, contenidos en el anexo del referido Real Decreto:

«6.º Indemnizaciones por pérdidas anatómicas o funcionales motivadas por accidente deportivo, con un mínimo, para los grandes inválidos (tetraplejia), de 2.000.000 de pesetas.

7.º Auxilio al fallecimiento, cuando éste se produzca como consecuencia de accidente en la práctica deportiva, por un importe no inferior a 1.000.000 de pesetas.

8.º Auxilio al fallecimiento, cuando éste se produzca en la práctica deportiva, pero sin causa directa del mismo, por un importe mínimo de 300.000 pesetas»."


JORNADAS WORLD PLAYERS ASSOCIATION EN BRUSELAS

 

AJUB, representada por nuestra presidenta LUCILA PASCUA, presente en las jornadas impartidas en Bruselas de la World Players Association - European affiliates.

Entre otros temas relacionados directamente con l@s deportistas, se trataron los referidos a aumentar el diálogo social en el sector deportivo profesional europeo, el enfoque político existente para l@s jugadores/as en Europa, así como la reforma de la ley y la política antidopaje en el deporte mundial.

 



ENTREVISTA A LUCILA PASCUA EN LA HORA DE LOKOS

 

Con ocasión del primer programa de la temporada La Hora de Lokos a pocos días del Open Day, entrevistaron a nuestra querida y recién elegida presidenta de AJUB, LUCILA PASCUA. Aquí teneis una pequeña transcripción de lo hablado.

- ¿Qué se siente al ser la presidenta de la AJUB?

- Pues la verdad estoy encantada. Con muchísimas ganas de ayudar y de poner al servicio de otras jugadoras la experiencia que he tenido yo a lo largo de tantos años. Si hay gente que puede evitar ciertos errores o corregir cosas que me han podido pasar a mi, pues ya será toda una victoria.

- ¿Como funciona el proceso para que te elijan presidenta?

- Yo ya era vocal en la anterior junta, sin embargo cuando Elisa Aguilar deja el cargo por ocupar un puesto en la Junta Directiva de la FEB, se abre un proceso electoral, al que presentamos nuestra candidatura, conmigo como Presidenta, Silvia Domínguez como Vice Presidenta, Maria Pina, María Asurmendi, Marina Ferragut como vocales, Esther Morillas como Secretaria General y Elisa Casañ como Tesorera. Al ser la única candidatura presentada, nos constituímos como nueva Junta Directiva con el objetivo de de reflotar la Asociación de cara a que pueda ofrecer cubrir las necesidades de las jugadoras de LF1 y LF2 y de informar de los derechos de las mismas.

- A diferencia de las anteriores presidentas, tú eres jugadora aún en activo y tienes que defender los colores de tu club. ¿Cómo te afecta esto? ¿Puede ser contraproducente?

- Es cierto que los casos de Betty [Cebrián], o de Elisa [Aguilar] sí que podría haber intereses enfrentados al representar al Sindicato y también desempeñar labores con la Federación, aunque siempre han defendido los intereses de las jugadoras, por que ha sido su profesión toda la vida. En mi caso, aunque pertenezca a la disciplina de un club ante todo soy jugadora de baloncesto, y me han elegido para que las represente y las defienda, lo que no quita que en el desempeño de mi cargo respete a mi club desde la profesionalidad, como creo que he hecho en todos los sitios en los que he estado.

- El hecho de que sólo hubiera una candidatura confirma la creencia que las jugadoras al retirarse no se implican demasiado?

- Es cierto que cuando eres jugadora muchas veces entras en una dinámica de entrenar y dormir, y puede parecer que dentro del deporte femenino en baloncesto somos un poco privilegiadas. No obstante, creo que nuestra Junta Directiva es bastante potente desde todas las perspectivas. Es por eso que quise incluir a Marina  Ferragut, que a parte de haber sido una jugadora importantísima, nos aporta el punto de vista de ex-jugadora muy implicada que ha vivido épocas en las que ni siquiera cotizabamos a la Seguridad Social. A parte de Marina, creo el resto de la Junta Directiva somos jugadoras que hemos pasado situaciones muy buenas, pero también otras muy desagradables con algunos clubes y creo que eso te implica aún más en la causa. Además yo quería que las jugadoras que formáramos parte de la Junta estuvieramos jugando en España.

- Con María Asurmendi y María Pina compartiste equipo y situaciones desagradables hace un par de temporadas. ¿Es uno de vuestros objetivos que esas situaciones no vuelvan a pasar?

- Con Pina y Asurmendi, aparte de la amistad que pueda existir con ellas, en esa situación me demostraron su implicación y su integridad, tanto con ellas mismas como para el resto de las jugadoras del equipo. Son jugadoras que dan la cara y creo que era primordial tener a gente con experiencias de todo tipo para poder afrontar ciertas situaciones que se puedan presentar. Cuando pasas malos momentos es cuando conoces el verdadero 'yo' de muchas personas y ellas tienen esa característica tan positiva que me ha llevado a querer contar con ellas en este proyecto.

- Nos han contado que la temporada pasada había un equipo en LF que cotizaba a las jugadoras por muy pocas horas. A pesar de los éxitos de la Selección, ¿parece que nos pensamos que las cosas están mejor de lo que realmente están?

- A veces es más un tema cultural, ya que hay gente que no entiende que el baloncesto no es un hobby y nos ganamos la vida con ello, y hay veces que ese pensamiento sale desde los propios clubes por como te tratan. Es por eso que es objetivo de la AJUB, y esperamos que de los clubes también, recuperar el Convenio Colectivo que regule la relación laboral entre club y jugadora, como cualquier otro trabajador. Sabemos que tenemos unas condiciones laborales especiales, y por eso necesitamos un convenio que nos de garantías tanto a club como a jugadoras.

- ¿En qué situación te encuentras al llegar al cargo? Te han llegado algún caso de jugadoras que te haya sorprendido especialmente?

- La verdad es que aún no, ya que la Liga terminó en abril y yo salí elegida presidenta en junio, así que el verano ha sido un poco de aterrizaje para empezar a planificar nuestros objetivos. Es cierto que nos hemso encontrado que la AJUB es un poco desconocida, especialmente entre las jugadoras jóvenes, y queremos que sepan que la Asociación está ahí para informar y asesorar sobre nuestros derechos, que en muchas ocasiones por miedo o por desconocimiento no los hacemos valer.

- Cómo es la relación con la Federación?

- Aún tenemos una reuníon pendiente con la FEB para la firma de un convenio de colaboración, aunque tenemos contacto directo con ellos. Uno de nuestros objetivos es tener voz y voto en las decisiones que se toman y que afectan directamente a las jugadoras, porque somos parte fundamental en el juego. Ha habido acercamiento y nosotras nos ofrecemos a colaborar en cualquier proyecto que pueda revertir en beneficio de las jugadoras.

- Cómo se financia la AJUB? Exclusivamente de las cuotas de las asociadas o contais con algún otro tipo de apoyo? 

- A parte de las cuotas, tenemos una pequeña subvención por parte de la FEB. Sin embargo, es otro de nuestros objetivos conseguir mayor financiación para al fin y al cabo poder más servicios a las asociadas.

- ¿Las jugadoras no se asocian automáticamente por formar parte de un equipo de LF o LF2?

- Al fin y al cabo es como en el mundo laboral, que no todo el mundo está afiliado a un sindicato. Sin embargo, llegado el caso de alguna jugadora que no esté asociada tuviera algún problema la Asociación le asesoraría en lo que estuviera en nuestra mano. Lo que es cierto es que cuantas más jugadoras decidan formar parte de la Asociación, más fuerza podremos hacer para reclamar nuestros derechos, especialmente los colectivos. Ahora mismo somos pocas asociadas y pero es cierto que necesitamos captar nuevas asociadas para poder tener más representatividad en las decisiones que nos afectan como el calendario, los avales, etc.

- ¿Como presidenta de AJUB, qué te parece el Open Day?

- A parte de las ganas por que llegue el primer partido de liga, me parece una idea genial hacer una fiesta de inauguración de la temporada por todo lo alto y esperemos que todas salgamos ganando de esto. Además la Junta Directiva de AJUB al completo estará ahí, disponibles para escuchar todas las dudas y sugerencias que tengan las jugadoras.

- Muchas gracias Luci y mucha suerte

- Si me lo permitís, me gustaría acabar con un mensaje para las jugadoras, y es que hay ciertos derechos, especialmente los colectivos, que sólo los pueden defender y reclamar las propias jugadoras, y es por eso que animamos a todas las jugadoras de LF y LF2 a asociarse para hacer fuerza por nuestros derechos.